Retrato de una obsesión (2006)

Fur: An Imaginary Portrait of Diane Arbus

En el año 2006, y para mayor gloria de su actriz protagonista, Nicole Kidman, se estrenó esta producción basada de una forma u otra en la vida de la fotógrafa norteamericana Diane Arbus. Dirigida por Steven Shainberg, narra un episodio ficticio de la vida de la fotógrafa. La película por lo tanto no es biográfica, es ficción. Pero se basa en personas reales.

En esta película, podemos encontrar a una Diane Arbus, casada con el fotógrafo Allan Arbus de quien también es ayudante, dedicados a la fotografía de moda. Se nos presenta a una mujer insatisfecha intelectualmente y con su vida conyugal, que mediante su encuentro con un personaje peculiar por su extremo hirsutismo (Robert Downey Jr ) entra en contacto con el mundo de los seres marginales por sus deformidades físicas o por sus cualidades morales. También es el momento en que, armada de su Rolleiflex, comienza su andadura propia y personal en el mundo de la fotografía. Es conocido que la fotógrafa real es famosa por sus retratos de seres marginales.

En mi opinión, a la película le falta un poco de alma. Tengo la sensación de que la protagonista resulta un poco fría a la hora de representar a la fotógrafa, al mismo tiempo que en algunos momentos resulta sobreactuada. No conocemos bien las motivaciones que le llevan a actuar como actúa, a cambiar su modo de vida, a arriesgarse en un mundo desconocido para ella.

En cualquier caso, para todo aficionado a la fotografía, resultará interesante ver cómo se plasma la pasión por una afición, luego una profesión, de una persona que posteriormente resultó ser uno de los referentes de la fotografía norteamericana de la segunda mitad del siglo XX.

Esta es una película a la que yo le otorgo 2 estrellas: **

Si quieres puedes mandarme un comentario (correo electrónico).

Un pensamiento en “Retrato de una obsesión (2006)

  1. Hola! yo he visto la película y lo que me pareció es que la primera mitad es perfecta, retrata a Diane tal y como dicen que era, pero en la segunda mitad cobra demasiado protagonismo el vecino belludo hasta tal punto que desplaza a Diane a un mero personaje secundario, el tema fotográfico desaparece y todo gira al rededor de la atracción que uno siente por el otro. Vamos, prometía pero resultó ser una decepción😦

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: