El año que vivimos peligrosamente (1982)

The Year of Living Dangerously

Esta película de Peter Weir nos presenta a un periodista novato (Mel Gibson), australiano, que viaja a Yakarta (Java), Indonesia, en 1965 cuando Sukarno está a punto de ser desalojado del poder por los militares de derechas. Allí conoce a dos personas que cambiarán su vida. Por un lado su fotógrafo y camarógrafo, Billy Kwan (Linda Hunt), también es australiano pero de ascendencia china, y de muy corta estatura, y quien le enseñará a moverse en el país, y le proporcionará las bases para su triunfo como periodista. También le presentará a la segunda persona, una británica (Sigourney Weaver), ayundante del agregado militar de su embajada, con quien vivirá una historia de amor .

En lo que se refiere a su relación con la fotografía, la cuestión está clara. Por mucho que “parezca” que el personaje protagonista es el periodista, para mí, el auténtico protagonista, el que aporta los valores y el drama, es el personaje de Billy Kwan, por el que su intérprete, Linda Hunt, una mujer haciendo de hombre, se llevó un merecido Oscar.

Fotógrafo y camarógrafo, lo mismo cargado con una cámara de televisión que con un tomavistas, que en momentos más íntimos con su Nikon F, la legendaria cámara de los reporteros gráficos de los años 60, es la visión crítica, es la conciencia de los que está pasando en el país, donde los perdedores siempre son los ciudadanos, el pueblo. A lo largo de la película nos va dedicando una serie de frases, de sentencias, que podrían entrar en cualquier antología de citas cinematográficas. Algunos ejemplos:

(Ironizando sobre las fotografía de mujeres desnudas)
“Si está enfocada es pornografía, si no es arte.”

“La ventaja de ser un enano es que puedes ser más inteligente que los demás, y nadie te envidia.”

(Aludiendo al comprometido contenido social de sus fotografías)
“No me importan las fotografías, lo que me importa es el contenido.”

En resumen, una película que sin duda no es perfecta, pero que es muy recomendable. Incluso un actor tan limitado como Gibson resulta en una película como esta. Aunque el mérito sea de una mujer haciendo de australiano de origen chino pequeñito.

Yo le pongo 4 estrellas: ****

Si quieres, puedes mandarme un comentario (correo electrónico).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: