Retratos de una obsesión (2002)

One hour photo

Esta película fui consciente en su momento que tenía tema fotográfico. No creo que entonces hubiera empezado a recopilar esta colección de películas sobre la fotografía en el cine, pero siempre la he tenido en mente. Pero nunca he tenido claro si me iba a gustar, y me he resistido a verla. El caso es que he decidido que peores películas probablemente he incluido en esta colección simplemente por el hecho de que tenían relación con la fotografía, así que he dado un vistazo a esta película firmada por Mark Romanek.

Una advertencia. En España, el título traducido es casi coincidente, varían en una letra, la s del plural de retratos, con el de otra película que se ha comentado en esta colección, Fur: An Imaginary Portrait of Diane Arbus. En ninguno de los casos el título en castellano es una traducción, ni siquiera aproximada, del original.

Este cachivache es una primitiva cámara digital usada por la policía para fichar delincuentes. Desde el principio sabemos que algún tipo de crimen va a pasar

Un recuerdo del pasado, una de las Nikon Proneas que usaron el fallido formato de película APS. No aportó nunca ninguna ventaja de calidad real sobre el 135, y fue enseguida desbancado por completo por lo digital.

Manejando pulcramente las tiras de negativos en el minilab.

Argumento

Nina (Connie Nielsen)Will (Michael Vartan) y su hijo Jakob Yorkin (Dylan Smith) son una familia aparentemente perfecta. Tienen un buen nivel de vida, tienen una buena casa, celebran sus fiestas familiares, y llevan sus carretes de fotografías a revelar como muchas otras familias al minilab de revelado en una hora del centro comercial cercano. Y allí trabaja Sy Parrish (Robin Williams), un hombre de mediana edad, muy ceremonioso, que aparentemente tiene un gran afecto por la familia con quienes tiene continuos detalles, y que esconde algunos secretos. Porque nada es lo que parece, y la familia tiene sus problemas. Y también sus secretos, ya que Will engaña a su mujer con Erin (Erin Daniels), una compañera de trabajo. Y Sy acecha en secreto a la familia, hace copias de sus fotos para sí mismo, y ha construido una fantasía según la cual el es un tío que forma parte de la familia. Pero las cosas se complicarán cuando Erin lleve a revelar fotografías de su indiscreción con Will al mismo minilab, y Sy se ha despedido por las irregularidades en su forma de llevar el mismo.

El aparato más interesante de los que salen es una Leica Minilux, aquí en manos de Connie Nielsen…

… y aquí donde la recibe Robin Williams en el minilab. Era frecuente que los clientes confiaran a los empleados de las tiendas de fotografía la tarea de cargar y descargar de los carretes sus cámaras.

Interés fotográfico

Aunque ahora nos parezca cosas del jurásico, esta película sólo tiene 10 años, y era una época donde los laboratorios de revelado en una hora distribuidos por las tiendas especializadas en fotografía, pero también por muchos centros comerciales, eran negocios prósperos. Esto no duró mucho. Durante la misma película, se menciona el interés de Will de adquirir una de las nuevas cámaras digitales, que a la postre tiraron por tierra muchos de estos negocios. La gente hace muchas más fotos hoy en día en su vida corriente, pero hace copias de un porcentaje mucho más pequeño de ellas. Y prácticamente nunca de todas las de una tarjeta, como antes hacía de todo el rollo de 12, 24 o 36 fotografías. Pero esta película nos deja testimonio de una forma de practicar la fotografía familiar que ya ha pasado prácticamente a la historia.

Además de conocer a través de sus escenas algunos de los aspectos del funcionamiento de uno de estos minilabs, como se conocían, vemos aparecer en pantalla algunos aparatos fotográficos. En el principio de la película, cuando vemos a la policía fichando a Sy por un crimen que no sabemos cual ha sido, vemos que utilizan ya una cámara digital, que lentamente procesa las imágenes que toma y que es un armatoste de cuidado. En las escenas iniciales también aparecen también las cámaras que usa la familia. Y se nota que son una familia con posibles.

Observando la maniobra de carga de la Minolta que maneja Robin Williams. Estaban motorizadas y era sencillo cargarlas sin problemas. Agfa desapareció del panorama fotográfico con la llegada de la fotografía digital. Yo utilicé bastante sus productos en blanco y negro. El Rodinal, la Agfapan APX 100,…

La Minolta Freedom Zoom 150, con focales entre 37,5 y 150 mm. En Europa no se llamaban Freedom sino Riva.

La mujer usa una compacta Leica Minilux, un aparato excelente, como no podía ser menos dada la marca que la firma. Y el marido usa una Nikon Pronea, una cámara réflex para el formato de película APS. Este formato surgió en los años 90 con el fin de sustituir al veterano 135. Teóricamente podía usar tres formatos de imagen, aunque era a base de recortar negativo, estaba más automatizado, y debía dar muchas ventajas a los usuarios. Lo cierto es que los negativos eran más pequeños, por lo tanto la imagen era de peor calidad, y encima siempre fue apreciablemente más cara tanto en el precio de las cámaras, como de los carretes, como de los revelados. Y acabó por palmar cuando llego la fotografía digital. Mientras que el formato 135 en película de 35 mm se ha mantenido aunque sea de forma minoritaria casi testimonial, el APS fue barrido por completo de la escena fotográfica.

Por último, Sy utiliza una compacta de zoom largo para su acechos a la familia. Aparatos que se hicieron muy populares aunque eran delicados de manejar. Puesto que tenían que cubrir un formato de fotograma de 24 x 36 mm, para mantener la compacidad del aparato veían la aperturas máximas de sus objetivos notablemente reducidas. En el extremo largo eran de f/8 o menos. Por lo que su utilización en condiciones de poca luz y con película de sensibilidad media o baja, llevaba con frecuencia a fotos trepidadas.

Finalmente, también aparece una cámara desechable con marca blanca del centro comercial. Este tipo de cámaras salieron al mercado de la mano de Kodak, aunque pronto se les sumaron el resto de fabricantes de película. Las había sencillas, con flash, para formato panorámico y estancas. Yo usé varias de ellas. Eran muy lúdicas.

El chaval de la película lleva a revelar su cámara desechable. Por lo que sale, el chaval tiene madera, hace unas fotos muy chulas, con mucho colorido. En la actualidad con 20 años, seguro que con alguna réflex digital hace unas fotos estupendas.

Lo que pasa es que las fotos del chaval coinciden con las de la amante de su padre en el minilab, lo que sirve para que Sy urda una pérfida maniobra.

Interés cinematográfico

La película es de una factura técnica muy cuidada, impecable, dotando de una ambiente cálido al medio donde habita la familia, y un ambiente frío, muy pulcro, al del obsesivo Sy. El problema es que la frialdad del ambiente que rodea al personaje que interpreta Williams se contagia de forma aparatosa a toda la película. No acabas de emocionarte. Los personajes no te hacen reaccionar. No llegas a simpatizar con quienes son víctimas, no llegas a compartir los motivos de Sy, con quien no sientes ningún tipo de comprensión. Te da igual lo que le pase. Lo que les pase a todos. Ese es el principal defecto de la película, su falta de emoción real. O por lo menos a mí no me la transmite. En su momento fue relativamente celebrada la interpretación de Robin Williams, pero tampoco me parece una cosa del otro mundo. De lo contrario, hubiera podido paliar los defectos de planteamiento del filme. Del resto, la Nielsen sale guapa, y los demás,… dan igual.

Mi valoración es sólo de 2 estrellas: **.

Sy confrontado con las fotografías que roba a la familia y que sitúa en un mural de su casa.

Y Sy confrontado con ciertas fotografías en la comisaría de policía… sobre las que nada comentaré.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: