Mil veces buenas noches (2013)

Tusen ganger god natt, 2013

Última película filmada por lo tanto por Erik Poppe, antiguo fotógrafo de prensa noruego reconvertido en cineasta, y que sitúa como protagonista a una reportera gráfica. Motivo más que suficiente para que la película despierte mi interés y me lleve a las salas de cine y a incluirla en mi colección de películas con la fotografía como tema.

La película comienza con una escena muy potente que hace que la película prometa mucho. Rebecca, con la 5D Mk III y el 70-200/2,8.

La película comienza con una escena muy potente que hace que la película prometa mucho. Rebecca, con la 5D Mk III y el 70-200/2,8.

Sinopsis

La película nos habla como digo de una reportera gráfica, Rebecca (Juliette Binoche), una de las más importantes del panorama de la actualidad, que a través de sus contactos ha conseguido llegar hasta el lugar donde se prepara un mujer integrista como bomba humana para realizar un atentado en Kabul. La acompaña en su recorrido hacia su destino durante un tiempo hasta que decide bajarse del coche, momento en que hace algo que llama la atención de la policía, y desencadena la detonación de la bomba humana, que la alcanza y queda mal herida. Durante el periodo de recuperación en su casa de Irlanda, comprueba que los riesgos de su profesión están afectando a su familia, especialmente a su marido, Marcus (Nikolaj Coster-Waldau), y a su hija mayor, Steph (Lauryn Canny), una introspectiva pero inteligente adolescente de quince años. Un viaje con esta a África provocará la crisis en el entorno familiar, y la necesidad de replantearse toda su vida.

El conflicto entre dos esposos que se quieren pero que tienen dificultades para conciliar proyectos de vida familiares y laborales es uno de los ejes de la película. Quizá uno de los que quedan un poco flojos.

El conflicto entre dos esposos que se quieren pero que tienen dificultades para conciliar proyectos de vida familiares y laborales es uno de los ejes de la película. Quizá uno de los que quedan un poco flojos.

Interés fotográfico

Evidentemente, teniendo en cuenta la temática, siempre es interesante conocer las condiciones y la ética asociada a un trabajo arriesgado como es el de fotógrafo en zonas de conflicto. Película ambiciosa en cuanto a los temas que trata. La necesidad del fotógrafo en zonas de conflicto, la necesidad de la libertad para realizar su trabajo, la censura, la ética del fotógrafo en cuanto a mero espectador o potencial actor de lo que está sucediendo, el delicado equilibrio de la mujer que trabaja, y además poniendo en riesgo su vida, y su compromiso hacia su familia,… Hemos de suponer que Poppe tendrá bien pensados los temas, ya que él mismo desarrolló este trabajo. También que, por ese motivo, las escenas de la fotógrafa en situación de conflicto debemos considerarlas realistas, o al menos, de una forma razonable.

Rebecca en un campo de refugiados en Kenia, con sus dos cámaras Canon al hombro.

Rebecca en un campo de refugiados en Kenia, con sus dos cámaras Canon al hombro.

Desde el punto de vista del material, da la sensación de que podría haber cierto “emplazamiento de producto” por parte de Canon. El material que vemos utilizar a Rebecca es todo de esta marca. Dos cuerpos de cámara, uno de la serie 1D, probablemente una EOS 1D X, el cuerpo profesional más actual de la marca orientado a esta profesión, que data de 2012. Lo solemos ver montado con un zoom de la serie L, probablemente un EF 24-70/2,8L II USM, modelo también del año 2012. La otra cámara es probablemente un EOS 5D Mark III, otra cámara que lleva en el mercado desde el mismo año, en esta ocasión frecuentemente calzada con un EF 70-200/2,8L II USM, modelo que salió al mercado en 2010. Estas me parecen las opciones más lógicas dado el aspecto de los aparatos y la fecha de realización del filme. No obstante, podrían en algún caso ser algún modelo anterior. No he dispuesto de ninguna imagen con suficiente resolución para confirmarlos. En algún momento aparece también con alguna focal fija muy luminosa, pero no he llegado a averiguar si se trata del 50/1,2 o del 85/1,2, ambos de la serie L, y de aspecto externo muy similar.

 

En este caso, la fotógrafa lleva montada una focal fija muy luminosa, no sé si un 50 o un 85 mm.

En este caso, la fotógrafa lleva montada una focal fija muy luminosa, no sé si un 50 o un 85 mm.

No sólo es eso, sino que en el viaje a ÁfricaRebecca da a su hija Steph una compacta que por su aspecto y fecha diría que es una Canon Powershot G12, compacta alta de gama, con la que la adolescente toma también algunas secuencias de vídeo para su posterior trabajo escolar.

gn4

La joven Steph empuña su cámara compacta cedida por su madre, para documentar su experiencia en un campo de refugiados africano.

Interés cinematográfico

Pese a las consideraciones del apartado anterior, pese una realización correcta en los aspectos técnicos fundamentales, a la historia, que podría estar cargada de situaciones fuertemente emocionales, la película resulta algo fría. Además de excesivamente previsible en algunos momentos. Quizá esa limpieza y corrección académica en la realización pasa factura a una película con unos temas que precisan un poco más de barro, de meterse en la mentalidad de los personajes, de sentir la fricción intensa de los conflictos desatados,… La película discurre a pesar de los temas tratados dentro de cierto convencionalismo, y eso no le sienta bien.

Y eso que los intérpretes ponen de su parte para que la cosa salga a flote. Binoche es un valor seguro que da todo lo que puede en sus papeles. Curiosamente no es la primera vez que la vemos empuñando una cámara fotográfica, aunque ha llovido mucho desde entonces. Coster-Waldau, que abandona su pose de duro espachín en la que le hemos podido ver reciente, también está convincente en su papel de biólogo marino comprometido, y padre de familia no menos comprometido. Incluso la joven Canny cumple su difícil papel, que le obliga a confrontar a una peso pesado como es Binoche.

Pero la película, que se deja ver, se me queda un poco corta. No llega como he comentado a producirme las sensaciones y las emociones que esperaba. Y desde ese punto de vista, aunque le doy un aprobado, lo consigue por los pelos. Ni que decir tiene que irá a engrosar mi lista de películas con temática fotográfica. Por ello se queda sólo con tres estrellas: ***, muy justitas.

La joven Steph es un papel con potencialidad para haber construido la película en torno a ella, en lugar de en torno a su madre, y tiene momentos importantes en la película. Sin embargo, la dispersión del filme sitúa su papel en más secundario de lo que podríamos considerarlo.

La joven Steph es un papel con potencialidad para haber construido la película en torno a ella, en lugar de en torno a su madre, y tiene momentos importantes en la película. Sin embargo, la dispersión del filme sitúa su papel en más secundario de lo que podríamos considerarlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: