La noche americana (1973)

La nuit américaine

Me he pegado casi dos semanas pensando en si debía o no incluir esta película del célebre director francés François Truffaut entre mi colección de filmes con temática fotográfica. Toda película es por definición el resultado de un proceso fotográfico que permite reproducir imágenes en movimiento. Frente a la fotografía tradicional en la que el resultado es una imagen estática. Fotografía fija como dicen las gentes del cine. Y este es el motivo por el que la traigo. Ya que la película va de cómo se hace una película de cine, también aparece por ahí el imprescindible fotógrafo fijo que acompaña todo rodaje. Y de este modo incluimos en esta colección un nuevo aspecto de la práctica fotográfica.

El filme comienza con la filmación de una compleja escena en los escenarios de los estudios que reproducen una plaza parisina con su parada de metro y todo.

Argumento

Estamos en el sur de Francia, en los alrededores de Niza, y asistimos al rodaje de Je vous présente Pamela, filme ficticio rodado por el director Ferrand (François Truffaut), protagonizado por Julie Baker (Jacqueline Bisset), Alphonse (Jean-Pierre Léaud), Alexandre (Jean-Pierre Aumont) y Severine (Valentina Cortese), con la ayuda de la pizpireta script Joelle (Nathalie Baye), la meritoria y amante de Alphonse, Liliane (Dani), y otros muchos, que durante siete semanas, las previstas para el rodaje, conviven, se pelean, se aman, ríen, lloran, incluso conciben nuevas vidas y mueren, en un microcosmos particular.

El director de la película, que es sordo, el pinganillo de la oreja no es un dispositivo de rodaje sino una prótesis auditiva, dirige a los dos principales actores del filme.

Interés fotográfico

Como ya hemos comentado, el interés de incluir esta película en la colección de filmes con temática fotográfica está en presentar un nuevo aspecto de la práctica fotográfica. En este caso la figura del fotógrafo fijo en un rodaje cinematográfico. El fotógrafo fijo está presente en las distintas fases de la producción cinematográfica básicamente con dos fines. Por un lado, documentar visualmente el rodaje de la película, y por otro lado, producir las imágenes del filme que luego servirán para la publicidad del mismo. La utilización de fotogramas del propio filme no es práctica para este último filme, ya que la calidad de la imagen no es la misma que en la utilización de equipo fotográfico específico. O por lo menos así ha sido en la mayor parte de la historia del cine.

En la película, el fotógrafo fijo (Pierre o Pierrot, interpretado por Pierre Zucca) es un personaje secundario que aparece habitualmente en las corales escenas del filme con sus cámaras realizando su trabajo. Aunque también resulta ser el tipo que más liga del equipo de filmación, anotándose éxitos con varias compañeras de rodaje. Habitualmente lo vemos utilizando un par de cámaras réflex, probablemente Nikon F. aunque no he conseguido ninguna imagen lo suficientemente clara para confirmar el modelo. Pero este es plausible para la época que se rodó la película como herramienta de un fotógrafo profesional. En alguna escena, especialmente cuando realiza la fotografía de grupo de todo el personal de rodaje, se le ve utilizando una cámara de banco de gran formato. Tampoco he conseguido identificar el modelo.

El pelado de la izquierda, con lo que parecen dos Nikon F, es el fotógrafo fijo del rodaje, preparando una de las cámaras para la siguiente secuencia de rodaje. En el extremo de la derecha, una jovencísima Nathalie Baye, que casi no parece ella, acostumbrado a la imagen que presenta esta veterana y excelente actriz francesa en los últimos años.

Por cierto, que el título de la película corresponde a una técnica fotográfica muy aplicada en cine durante unas cuantas décadas. Una “noche americana” es el efecto de rodar a la luz del día una escena nocturna. Para conseguir que parezca de noche hay varias formas. Una forma de hacer es con un filtro azul y subexponiendo el negativo. En caso de rodar en blanco y negro, el filtro es rojo para oscurecer el cielo. En alguna ocasión he leído la posibilidad de utilizar dos filtros polarizadores, pero orientados de forma distinta para cortar buena parte del paso de la luz. En cualquier caso, ahora está en desuso porque los nuevos materiales sensibles, tanto fotoquímicos como digitales, mucho más sensibles, permiten rodar de noche. En las producciones baratas, con poca atención al detalle, cantaba mucho ya que aunque la imagen se veía oscura y azulada, con frecuencia las sombras resultaban poco naturales si estaban producidas por el sol.

El director Ferrand comprueba el encuadre de la cámara en la escena del accidente automovilístico. Es en esta escena en la que se utiliza la técnica de la noche americana que da título a la película.

Interés cinematográfico

Aunque no soy de los que piensan de que todo lo que hizo Truffaut fue bueno, y esta película, aunque muy conocida, no siempre ha sido considerada de los mejor de su obra, estamos ante un filme que siempre me ha gustado. La película es un homenaje al cine. Pero también una crítica. Y tiene unas enormes dosis de parodia. Los personajes son extremos en ocasiones como estereotipos. La actriz veterana alcohólica y olvidadiza, el actor joven que se comporta de forma infantil, la actriz famosa con problemas emocionales, el director que se desespera por la necesidad de atender los asuntos mundanos en lugar de los aspectos artísticos, la relativa promiscuidad entre los miembros del equipo,… y el punto absolutamente surrealista de la mujer del regidor que le acompaña con su labor de punto a todos los rodajes por miedo a que una pelandusca lo seduzca. Pero todo ello con enormes dosis de cariño.

Una de las escenas clave del filme ficticio es el asesinato del padre por el hijo al que ha birlado la novia; y vemos al director dando indicaciones de cómo sujetar el "arma asesina" en unas escalinatas cubiertas de nieve artificial. Ya que la natural es difícil de encontrar en el otoño de la Costa Azul francesa, donde se encuentran los estudios donde se rueda la película.

También es una película instructiva, ya que nos introduce en los problemas reales del rodaje de un filme. Si bien es cierto que también se puede considerar como homenaje a una forma de hacer cine en decadencia, ya que nos habla de una película rodada fundamentalmente en estudio, frente a la tendencia progresiva a rodar en localizaciones exteriores.

En cualquier caso, yo la recomiendo, y le pongo 4 estrellas: ****.

Si quieres, puedes mandarme un comentario (correo electrónico).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: